Publicidad
Publicidad
Publicidad

Recomendaciones para Créditos Hipotecarios

VN:F [1.9.22_1171]
Que te parecio el articulo?
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

hipoteca11

Un Crédito Hipotecario es un contrato mediante el cual el cliente (prestatario) recibe de una entidad financiera (prestamista) una cantidad de dinero (capital del préstamo) equivalente a un porcentaje del valor de un bien inmueble que se entrega en garantía en el momento de la firma de la escritura traslativa de dominio, ante un escribano público.

El cliente se obliga a devolver la cantidad, junto con los intereses correspondientes, mediante pagos periódicos (cuotas) hasta el momento del vencimiento del préstamo.

Es un tipo de préstamo en el que la entidad financiera cuenta con una garantía especial para el recobro de la cantidad prestada al cliente, es decir, una hipoteca sobre un inmueble, generalmente de propiedad del cliente. De tal manera, en caso de que el cliente no pagara su deuda, la entidad financiera prestamista podría recuperar la cantidad pendiente de cobro (total o parcialmente) mediante la venta del bien inmueble hipotecado, siguiendo el procedimiento de ejecución hipotecaria estipulado por ley.

Las condiciones ofrecidas por la entidad financiera varían, entre otras razones, de acuerdo al tipo de bien hipotecado (vivienda única, familiar y de ocupación permanente, segunda residencia, etc.). En general son más favorables las correspondientes a préstamos hipotecarios para la compra de vivienda única.

Además, un mismo bien puede servir de garantía de distintos préstamos simultáneamente, al poderse hipotecar más de una vez. Las hipotecas anteriores tienen preferencia sobre las posteriores. Por ello, en caso de sucesivas hipotecas, las condiciones ofrecidas por los prestamistas suelen ser más gravosas que si se tratase de una hipoteca en primer grado.

Para el caso de los préstamos hipotecarios con garantía de vivienda otorgados conforme a las pautas establecidas por el manual de originación y administración de préstamos hipotecarios, el B.C.R.A. exige la contratación, durante la totalidad de su vigencia, de un seguro de vida igual a su saldo impago en todo momento.

En caso de siniestro, ese seguro es cancelatorio del préstamo. Además, la propiedad debe estar cubierta por un seguro de daños que la cubra durante toda la vigencia del préstamo hipotecario de los riesgos de incendio, destrucción total o parcial, vandalismo y otro tipo de siniestros habituales. En caso de que la propiedad esté ubicada en zonas sísmicas, ese riesgo también deberá ser cubierto.

El monto cubierto debe ser igual al saldo impago en todo momento del préstamo hipotecario, y en caso de siniestro será cancelatorio si la destrucción es total; en caso de destrucciones parciales puede aceptarse que la indemnización se destine a la reconstrucción del inmueble. En ambos casos la póliza debe ser emitida o endosable a favor de la entidad financiera o de quien en el futuro resulte ser el acreedor del préstamo hipotecario.

Entre los principales conceptos que integran el Costo Financiero Total del mismo podemos nombrar los siguientes conceptos:

  • Tasa de interés.
  • Seguro de vida.
  • Seguro de incendio.
  • Comisiones, entre otros.

Antes de solicitar un préstamo hipotecario, recuerda tener en cuenta las Recomendaciones previas a la solicitud de un préstamo.


VN:F [1.9.22_1171]
Que te parecio el articulo?
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
Publicidad

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *