Hipoteca Inversa. Definición

hipoteca_inversa_vitalicia
Una hipoteca inversa es un préstamo hipotecario especial que permite al propietario de 62 años o mayor tener acceso al capital acumulado en su hogar.

Para calificar, debe tener el pleno derecho de la propiedad o contar con un pequeño saldo hipotecario. Con frecuencia, el prestamista puede solicitar como parte del programa que se pague un monto hipotecario pequeño. Una hipoteca revertida no requiere de pagos a favor del prestamista mientras que este habite la propiedad. El inmueble en sí mismo es la fuente de la cancelación.
El préstamo se asegura basándose en el valor de la garantía (propiedad) y la expectativa de vida del prestatario. El préstamo puede volver a pagarse cuando usted se muere, vende su propiedad, o cuando ésta deja de ser su lugar de residencia principal.
Existen dos tipos básicos de hipoteca inversa:
• Productos de propiedad ofrecidos de acuerdo con criterios específicos del prestamista.
• Hipotecas inversas aseguradas por la Administración Federal de Viviendas (FHA) denominadas “hipotecas de conversión del capital sobre la vivienda” o HECM. Las HECM representan aproximadamente el 90 por ciento de todas las hipotecas inversas.
Otra opción disponible es el préstamo de pago diferido (DPL). Muchas agencias gubernamentales locales y estatales ofrecen DPL para reparaciones básicas en caso de que los propietarios cuenten con ingresos bajos o moderados.
Los programas pueden presentar requisitos de elegibilidad y se ofrecen para realizar reparaciones básicas de techo, cableado, plomería o estructuras como porches o escaleras. Los DPL en general son la opción menos costosa. Algunos estados además ofrecen deducción sobre los impuestos de la propiedad.

Deja una respuesta