Glosario Hipotecario A-B-C

diccionario

Acreedor: es aquel que tiene acción o derecho de pedir el cumplimiento de alguna obligación. Sus derechos están reconocidos en las cuentas de pasivo del deudor.

Alícuota: parte que mide exactamente a su todo. La parte alícuota es la que resulta de dividir algo en un cierto número de partes iguales.
Análisis de riesgo crediticio: es el estudio que realiza el departamento interno del Banco sobre el perfil y la capacidad de repago de los clientes, y sobre la garantía del crédito.
Amortización: es la parte de capital que se devuelve en cada cuota.
Caja de ahorro: se trata de una cuenta de dinero a la vista, con libre disponibilidad de los fondos y con un interés mensual. Permite realizar depósitos en efectivo o en cheques, y extracciones sobre el saldo acreedor.
Capital: es el dinero que el Banco le presta al cliente. No incluye intereses ni gastos administrativos.
Codeudor: es quien presta conformidad firmando los instrumentos que perfeccionan el crédito (solicitud/contrato, pagaré, etc.) –de acuerdo a lo establecido en esta política sólo el cónyuge puede ser codeudor.
Comisión de originación: es la suma de dinero que cubre los gastos administrativos generados por el otorgamiento del crédito.
Contrato de seguro: es el acuerdo por el cual el asegurador se obliga, mediante una prima, a resarcir un daño o cumplir una prestación convenida.
Costo financiero total (CFT): es el porcentaje que refleja el costo anual del dinero prestado (intereses), más todos los gastos, comisiones, seguros e impuestos que debe pagar el deudor para el otorgamiento del crédito, o bien durante su vigencia.
Cotitular: (cf. deudor hipotecario).
Crédito: es el instrumento financiero que permite el acceso a determinados bienes (vivienda, electrodomésticos, automóviles, etc.), por parte de los distintos sujetos que intervienen en el mercado de bienes y servicios: empresas, individuos, bancos. Es la operación por la cual una entidad financiera se compromete a entregar una suma de dinero a un cliente recibiendo a cambio, después de un plazo acordado, esa suma más intereses.
Crédito hipotecario: es el dinero que el Banco le entrega al cliente, a cambio de su compromiso de devolver ese monto más los intereses y la forma acordados, ofreciendo como garantía un inmueble.
Cuenta corriente: cuenta que permite emitir cheques sobre fondos propios o girar en descubierto; en principio no devenga intereses y permite recibir depósitos en cheque o efectivo. Aún si no tuviera acuerdo de sobregiro, presenta un riesgo crediticio derivado de la posibilidad de que el cliente emita cheques que superen los fondos que tiene en la cuenta corriente.
Cuota pura: es la suma de dinero conformada por la cuota de capital más los intereses correspondientes.
Cuota total: es la cuota pura, más los gastos.

Fuente: Banco Hipotecario Argentino

Deja una respuesta