Cancelacion Hipoteca

Una vez cancelado el préstamo hipotecario en su totalidad puede procederse a la cancelación registral, esto es la eliminación en el Registro de la Propiedad de la inscripción de la carga que figura sobre una vivienda. Para que esto suceda debe firmarse una escritura de cancelación ante notario y ser inscrita en el Registro, anulando la citada carga.
Se trata de un trámite legal sencillo, que generalmente suele efectuar el banco o caja tras la cancelación financiera de la hipoteca. Consulte a su entidad financiera.
Para comprobar si se ha cancelado efectivamente una hipoteca registralmente, puede pedirse una Nota Simple y comprobar si sigue existiendo la carga de la hipoteca o no.
Podemos hablar de varios tipos de cancelación:

  • La cancelación anticipada del préstamo hipotecario ya sea parcialmente o en su totalidad: Es el pago anticipado de las cantidades pactadas en la amortización de un préstamo hipotecario respecto del plazo de amortización inicialmente convenido ya sea con amortización parcial o total. Esta última da lugar a la cancelación anticipada de la hipoteca y hace viable su cancelación registral.
  • La cancelación registral, acto legal y registral que anula legalmente la carga.
  • La cancelación voluntaria se producir cuando medie el consentimiento de las partes, exigiéndose como requisito para la celebración del acto que tengan capacidad para enajenar sus bienes. En realidad, como bien lo señala la doctrina, a quien se exigen estos requisitos es al acreedor, porque es su consentimiento el que se necesita para la cancelación de la inscripción.
  • La cancelación forzosa se opera cuando la negativa, incapacidad o ausencia del acreedor hacen necesario reclamar al juez que declare que el derecho de hipoteca ha dejado de existir, y ordene que se deje sin efecto la inscripción, como también en el caso en que debiese anularse la toma de razón por no haber estado fundada en instrumento suficiente.

Deja una respuesta